site stats
Lunes a Domingo de 00:00 a 05:30
BLOG: Siempre Contigo
Manuel Orlando
Manuel Orlando
Médico Cirujano y Homeópata
Marzo 21, 2017

¡Silencia los ronquidos!
Publicado: Marzo 21, 2017

Los ronquidos son ese fastidioso ruido que provocamos cuando dormimos, pero más allá de eso debemos de considerarlos como a un trastorno respiratorio, que además causa otros síntomas y problemas a consecuencia de sí mismo. El ronquido afecta principalmente a adultos de entre 50 y 60 años, surge en la nariz como consecuencia de una obstrucción en el flujo de aire o en la garganta, cuando los músculos se relajan produciendo una vibración en la laringe.

Más allá del sonido, al roncar durante la noche, éste problema genera otro tipo de malestares como, alteración en el sueño y consiguiente interrupción del descanso, por lo que al otro día estamos cansados como si no hubiéramos dormido. Deteriora nuestra calidad de vida, y disminuye la concentración y los reflejos que poseemos durante la mañana.

Entre las principales causas del ronquido encontramos, exceso de peso u obesidad, tendencia a dormir boca arriba, ingesta abundante de alimentos durante la cena, y consumos de alcohol y café antes de dormir, el tabaquismo también es un factor predisponente.

Sus síntomas son: Respiración ruidosa y entrecortada, sobresaltos o despertares bruscos, cansancio y problemas para conciliar el sueño.

Para la prevención debemos tener en cuenta, que si padecemos sobrepeso u obesidad, lo mejor es consultar con un especialista y comenzar un buen plan de descenso adelgazando correctamente, ya que la mejoría del problema se nota al adelgazar. Por otro lado debemos disminuir el consumo de cafeína y alcohol por las noches. En lo posible a la hora de descansar, lo mejor será acostarse y dormir de costado, de esta manera se evita la obstrucción de las vías respiratorias también te recomiendo limpiar muy bien tu nariz antes de acostarte, si está muy reseca utiliza una infusión de manzanilla para hidratarla.

En casa podemos preparar un tónico para disminuir y en ocasiones eliminar totalmente los ronquidos que lubricará al sistema fonador íntegramente.

Necesitamos (para 100 ml):

  • Frasco con atomizador
  • Aceite mineral 25 ml
  • Aceite de olivo 25 ml
  • Aceite de almendras 25 ml
  • Aceite de canola o aguacate 25 ml
  • Unas gotas de sabor artificial de menta o eucalipto

Modo de preparación:

Concentra todos los ingredientes en el frasco con atomizador y mezcla muy bien, mantén el frasco en un lugar fresco y que no se exponga directamente a los rayos solares.

Modo de uso:

Antes de irte a dormir, una vez que hayas cenado y aseado tus dientes, rocía directamente a tu garganta dos o tres chisguetes de nuestra preparación, hacer gárgaras y tragar; después de la aplicación no tomar ni comer algo, en caso contrario repetir la operación.

Otro remedio, necesitamos:

  • 1 manojo de hierbabuena
  • 1 puño de ruda
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 30 ml de glicerina liquida

Modo de preparación:

Pica finamente la hierbabuena, revuelve con la ruda troceada y coloca en un frasco con tapa, agrega el aceite de oliva y guarda por 20 días agitando diario, después de los 20 días cuélalo y agrega la glicerina.

Modo de uso:

Aplicar en el cuello y en las fosas nasales como untando por dentro incluso se puede tomar un poco a razón de ½ cucharadita, dejándolo en la garganta como si estuvieras haciendo gárgaras y después deglute; no tomes ni comas algo después del aceite y si lo haces repite la operación, hazlo antes de acostarte.

Existe otra receta que  podemos utilizar a nivel local, es una tintura de ruda y eucalipto a base de aceite de origen vegetal, puede sustituir a la anterior o bien complementarla en cuyo caso te recomiendo que las alternes diariamente, esto es, un día y un día.

Necesitamos:

  • 250 ml de aceite de oliva
  • 1 puñito de hojas de ruda
  • 1 puñito de hojas frescas de eucalipto
  • Frasco de cristal con tapa
  • 30 ml de alcohol del 96

Modo de preparación:

Pica las hojas de ruda y eucalipto, coloca en el frasco de cristal con el aceite y agita vigorosamente, dejaremos reposar por 15 días agitando 1 ó 2 veces diario, al término de este tiempo cuela, vuelve a envasar y agrega el alcohol.

Modo de uso:

Untarse en el cuello, anterior y posterior, y la nariz una cantidad suficiente todas las noches antes de acostarse.

¡COMPÁRTELO!