site stats
Lunes a Domingo de 00:00 a 05:30
BLOG: Siempre Contigo
Manuel Orlando
Manuel Orlando
Médico Cirujano y Homeópata
Febrero 28, 2017

Alivia el dolor muscular
Publicado: Febrero 28, 2017

Actualmente se habla mucho de la fibromialgia que es una enfermedad neurológica que se refiere a un grupo de síntomas caracterizados principalmente por dolor. Este dolor es crónico y generalizado y se acompaña de fatiga intensa durante el día y dificultad para dormir durante la noche, si desglosamos la palabra tendríamos fibro que se refiere al tejido estriado o fibroso, mía viene de “mío” y hace referencia a los músculos y algia raíz greco latina de “algos” que significa dolor; pero no todos los que tienen algún dolor muscular tienen fibromialgia, de hecho existen 18 puntos sensibles de exploración y se considera que puede haber fibromialgia si el paciente reporta dolor en once o más de ellos, así que una vez más volvemos al punto del diagnóstico y éste sólo lo puede hacer un profesional así es que si tienes dudas acude al médico de tu confianza.

Sin embargo, los dolores musculares son más frecuentes de lo que crees y pueden aparecer por múltiples razones, desde un golpe en la zona, hasta una mala postura o un esfuerzo físico voluntario o incluso involuntario, el caso es que se pueden disminuir con un remedio 100% casero a base de jengibre, es tan bueno que incluso en algunos casos se pueden eliminar los dolores por completo.

Si ya tienes tu botiquín homeopático en casa no olvidemos al árnica montana como la primera elección para este tipo de dolores sobre todo cuando estos resultan de un esfuerzo físico o un traumatismo, la mejor forma de tomarla es en dilución homeopática a la 6cH (sexta centesimal Hahnemaniana) en glóbulos los cuales se toman a razón de 5 cada hora, tres tomas y después 10, tres veces al día unos tres días.

Para preparar el remedio casero del que te hablaba sólo necesitamos jengibre fresco y agua; para hacer la infusión poner al fuego 1 litro de agua y al soltar el hervor agregar 4 cucharadas de jengibre fresco rallado, dejar hervir un minuto, retirar del fuego, reposar 5 minutos y colar, tomar tres vasos de esta infusión, fría, tibia o caliente al día repartidos en 3 a 6 tomas. Para quitar un dolor local picar o rallar un poco de jengibre, colocarlo al centro de un paño limpio, anudarlo, sumergirlo en agua caliente y colocar directo en la zona dolorida cuando el calor sea tolerable, con cuidado no vayamos a quemar al paciente, retirar cuando esta se esté enfriando  y colocar de  nueva cuenta en el agua caliente para empezar de nuevo, aquí la sugerencia solamente es no exponerse al aire en por lo menos dos hora después de la curación.

Blog_20170228_Siempre_DolorM

¡COMPÁRTELO!